Complementos nutricionales

Comentarios (0)

Complementos nutricionales

COMPLEMENTOS NUTRICIONALES

Uno de los temas más controvertidos en el contexto de la medicina natural son los complementos nutricionales. La gente en general y los pacientes, en particular, tienen una opinión y me atrevo a decir incluso sensación asociada a los complementos nutricionales. Algunos dicen que creen, otros que no creen en los complementos, los fraudes relacionados con ese campo, los charlatanes que opinan sobre si los complementos son un sin sentido, hay que tener cuidado y todo tipo de rumores…

Por desgracia, hay una gran desinformación sobre el tema que provocan, en ocasiones, una percepción equivocada en la sociedad, fruto de informaciones inexactas y no profesionales.

En primer lugar, vamos a tratar de hacer un poco de terminología.
Los suplementos no son vitaminas. Específicamente, los suplementos nutricionales no son sólo vitaminas. Las vitaminas son un tipo de suplemento dietético. Hay muchos otros tipos de suplementos. Vitaminas y complementos nutricionales no son sinónimos.

El complemento alimenticio es una sustancia que se ingiere en adición a la comida habitual, a fin de proporcionar sustancias vitales tales como vitaminas, minerales, ácidos grasos o aminoácidos que han desaparecido o son insuficientes en la dieta cotidiana.

En algunos países los complementos alimenticios se definen como alimentos y, en otros, como medicamentos. Catalogar los complementos nutricionales como alimentos plantea una serie de problemas de los que hablaremos más tarde.
Bajo la definición existente de complementos alimenticios existe un gran número de productos, fabricantes y muchos tipos diferentes.

Los complementos nutricionales básicos se pueden encontrar en farmacias y parafarmacias. Los componentes básicos son:

Vitaminas - sustancias orgánicas esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo. El cuerpo es incapaz de producir él mismo, sino que las debe recibir de su dieta o de una fuente externa. Por ejemplo, la vitamina C, la vitamina B1.
 

Minerales - los elementos químicos esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo. Los minerales del cuerpo humano se deben obtener de la dieta o de otra fuente externa. Por ejemplo, hierro, calcio…

Aminoácidos - los bloques de construcción de proteínas. Cada proteína es realmente una cadena de aminoácidos. El cuerpo descompone las proteínas en aminoácidos que provienen de su dieta y los convierte en nuevas proteínas adecuadas a sus necesidades. Un ejemplo de aminoácidos: L-carnitina, lisina.

Los ácidos grasos esenciales - Grasas no saturadas. Las grasas no saturadas son esenciales para muchas funciones fisiológicas y buen funcionamiento del cuerpo. Ejemplo: omega 3, omega 6, el aceite de linaza.

Además de los grupos anteriores, existen otros suplementos nutricionales, tales como probióticos (complemento que contiene bacterias beneficiosas que habitan en el tracto gastrointestinal), fibra dietética, enzimas digestivas y más.

Otro tipo de aditivos que se pueden encontrar en los comercios son las plantas medicinales. Esas plantas constituyen una herramienta terapéutica en sí mismas, pero se necesitan conocimientos profesionales y la capacitación adecuada para utilizarlos con responsabilidad y eficacia. La mayoría de las empresas que fabrican complementos nutricionales, comercializan también plantas medicinales, como parte de su línea de producto. Para el inocente comprador las hierbas no son más que otro tipo de complemento alimenticio. Tenga en cuenta que las hierbas medicinales, especialmente cuando se toma en cápsulas o gotas, tienen a menudo un efecto poderoso sobre el cuerpo y, por tanto, es preciso la recomendación y seguimiento de un profesional capacitado.

Si no os habéis confundido aún con los distintos tipos de complementos, considerad que la mayoría de las empresas farmacéuticas diseñan diversos tipos de aditivos, para fines específicos. Por ejemplo, varios tipos de multivitaminas o fórmulas a base de hierbas que combinan minerales y aminoácidos para el tratamiento de problemas médicos. Aquí, también, se debe considerar el impacto de estas fórmulas con los medicamentos y su encaje con el perfil y tratamiento médico.

Una de las razones de desinformación asociada a los complementos nutricionales es la especificada aquí anteriormente, y se refiere a la consideración legal de los complementos alimenticios como alimentos. El énfasis está en la terminología legal. En términos de influencia sobre el cuerpo, los complementos nutricionales actúan más como los medicamentos que cómo alimentos.

Dado que los complementos nutricionales son considerados alimentos, según las leyes en muchos países, se permite su venta libremente, sin receta médica. Es una realidad que conlleva a un error de consideración por parte del consumidor. Más aún cuando se confunde lo natural con los complementos nutricionales.

Parece que si es natural no hace daño. ¿En serio? Esto no es así. En algunos casos, los complementos nutricionales influyen como medicamentos. Algunos de ellos no pueden ser tomados simultáneamente con ciertos fármacos, ya que pueden producir efectos secundarios que podrían ser perjudiciales en casos de ciertas patologías y / o si se toman dosis inapropiadas.

Por lo tanto, se recomienda tomar complementos alimenticios sólo bajo la recomendación de un profesional que haya sido debidamente informado sobre los antecedentes médicos personales de cada paciente. Solo conociendo dichos antecedentes médicos se podrán prescribir los complementos adecuados, la dosis recomendada, y el modo de administración.

 Entonces, ¿cuál es la diferencia entre los medicamentos y los complementos alimenticios?

En general, de forma un poco general, se podría decir que los complementos alimenticios son, en realidad, sustancias naturales procedentes de plantas, aisladas de otros materiales orgánicos, a diferencia de los fármacos, que son productos sintéticos elaborados en laboratorio.

La función de los complementos nutricionales es en realidad la aportación de materiales que escasean en el cuerpo. Sin embargo, los fármacos intervienen en los procesos fisiológicos del cuerpo mediante el bloqueo de la acción o de la estimulación de los procesos o la operación del proceso. Generalmente, el cuerpo “conoce” las sustancias contenidas en los complementos nutricionales, mientras que los medicamentos son sustancias extrañas.

Para evitar dudas, el artículo no tiene la intención de recomendar sustituir los medicamentos y, ciertamente, no deje de tomar la medicación sin consultar su médico. Hay casos en los que es imprescindible seguir un tratamiento médico específico. Es importante hacer hincapié en que, cualquier cambio o decisión acerca de tomar medicamentos o complementos nutricionales, debe ser coordinado y supervisado por un profesional.

Ahora, después de haber visto qué son los complementos nutricionales, vamos a tratar de entender si los complementos son recomendables. Bueno, como muchas cosas en la vida, la respuesta no es clara y depende de muchos factores. Incluso en la naturopatía hay diferentes enfoques terapéuticos en relación con el uso de complementos nutricionales. Hay quienes dicen que se deben tomar porque los alimentos (transgénicos, elaborados, etc.) están desprovistos de componentes esenciales y se pueden completar los elementos que faltan utilizando complementos nutricionales. Por otro lado, hay quien dice que los nutrientes necesarios se obtienen exclusivamente a partir de la dieta diaria, y que los complementos (aislados de alimentos enteros) no son igual de eficaces que un alimento completo.

 En conclusión, los complementos alimenticios son sustancias esenciales que proporcionan posibles deficiencias nutricionales en el cuerpo. NO pueden sustituir una dieta sana y equilibrada, sino que constituye un apoyo nutricional, que tiene que ser definido sólo y exclusivamente por un profesional.

 

 

 

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Categorías

Información

Datos de Interés

Fabricantes

Novedades

Nuestras tiendas

Nuestras tiendas

TARTESSUS CENTER SANCTI PETRI

Proveedores

  • ALLIANCE HEALTHCARE
  • Bidafarma